Si hay un mundo complicado dentro del marketing online es el de la venta de cosméticos, parafarmacia, farmacia y perfumería.

Como vemos hemos utilizado el singular -un mundo- junto a los plurales de todos esos campos posteriores y ello es debido a una razón: no está del todo claro cuál es el límite.

Y es que en este mundo hay una sustancial diferencia con el de comprar cuchillos.

Mientras adquirir un cuchillo, comprar sartenes o tuercas para las bicicletas es algo que a Google no le importa en absoluto, ciertos productos que google entiende como farmacéuticos llevan una cruz a sus espaldas debido a que el buscador entiende que no han de mezclarse con otro tipo de contenidos.

Este tipo de disquisiciones son extrapolables a otro ámbito, el de los contenidos subidos de tono, por llamarlo finalmente.

Y mientras esos contenidos, esos enlaces y esos textos tiene por así decirlo «su mercado privado», un enlace desde una de esas páginas puede freir todo nuestro trabajo de posicionamiento web.

 

En qué se diferencia una farmacia de una parafarmacia online

Mientras en el mundo offline está claro (en algunos países) la diferencia entre una farmacia y una parafarmacia en otros no tanto. Por ejemplo, en León si alguien tiene un respirado inmediatamente se dirige… a una farmacia para comprar una aspirina. En Londres si alguien tiene un costipado va… al supermercado.

Así que vender productos como eucerin, que normalmente todo el mundo tiene claro que son de parafarmacia también se encuentran en farmacias, o el más conocido Turboslim cronoactive se puede conseguir tranquilamente en una farmacia y obviamente no necesita receta médica.

Por todo ello hemos de tener bastante cuidado en Internet porque aquí quien dicta a qué bando pertenecen unos u otros productos es el omnipresente y todopoderoso Google, que te incluirá en uno u otro saco.

Otro problema para farmacias que quieren posicionarse en Internet: Google no deja hacer publicidad en Adwords de aquello que considera «drogas» y por tanto las promoción se asemeja más a la de una película equis que a la de un reductor de celulitis.

 

 

Las alternativas que tenemos

En primer lugar no jugar con Google, dado que si nos pilla haciendo un SEO particular a este tipo de productos con webs del ramo pero que no están incluidas en su lista negra, directamente nos puede mandar al ostracismo.

Por ello, antes de emprender una campaña de SEO en la que estemos en la cuerda floja puede ser interesante plantear una simple campaña de google adwords de 100 euros.

La utilizaremos con un rack selectivo y de esta manera tendremos cada elemento en su puesto.

Mediante esta campaña sabremos si google nos aprueba o no los anuncios.

De no aprobarlos sabremos que esas palabras deberán tener un SEO dedicado y exclusivo ajeno a los canales normales, mientras que si la permite no tendremos problema.

Además, utilizaremos esta camppaña de adwords para conocer el nivel de conversión de las palabras y otros elementos claves en el posicionamiento web, veremos si la cola larga se comporta de una manera rentable o estableceremos perfiles dependiendo del camino de ingreso a la web y sus acciones en ella.

Si queremos un buen posicionamiento web gracias al seo apara productos de farmacia y parafarmacia lo mejor es conocer lo que google opina de nuestros productos.