Cómo saber si Google Penguin te golpea

Una de las principales aficiones que tenemos la gente que nos dedicamos a esto del SEO, especialmente cuando hablamos de SEO por resultados, es comprobar los rankings para nuestras palabras clave tan a menudo como sea posible.

Esperando cual jugadores de Bingo el resultado final, y que siempre suban nuestras keywords, existen momentos en que, por arte de magia, las tan deseadas palabras no tienen un reflejo numérico esperado por nosotros.

¿Cuál es el gran problema que puede aterrorizar a un SEO? Sin duda, una caída que implique más de un dígito o lo que es peor, que se borre de la faz de Google la landing page para la que estamos posicionando una determinada keyword.

 

Qué hace Google Panda cuando se enfada el enanito del algoritmo

Suponiendo que Google esté administrado por pequeños enanitos que se dedican a hacerle la vida imposible a los SEOs, y que estos sean los responsables de que una determinada keyword para la que nosotros posicionábamos bien ayer hoy haya sido borrada del mapa, tenemos varios puntos que analizar.

En primer lugar hemos de observar si nuestra web ha sido completamente borrada del mapa.

En este caso, uno de los que mejor o peor nos lo puede hacer pasar, tenemos una fácil solución que, en teoría, vendría a solucionar nuestro problema.

La principal causa del baneamiento generalizado de una web, portada e incluso nombre incluidos, es la duplicación del contenido. Un buen consultor de marketing digital especializado en SEO es vital para lograr los mejores resultados.

Es una gran penalización, pero la solución es fácil y en líneas generales no lleva demasiado tiempo. A veces, un simple archivo en el .htaccess con redireccionamientos 301 o la eliminación de las páginas responsables viene a reparar con celeridad los daños causados.

penalizaciones penguin

Otro problema viene a suceder cuando de la noche a la mañana nuestra página desaparece para una keyword en concreto. De momento no deben saltar las alarmas, más que nada porque los conocidos bailes de google pueden haber provocado que se olvide de nosotros, pero de nuevo recobrará a consciencia al día siguiente.

Un enlace no reconocido que fuera vital, una aída de la web por 10 segundo, una caída momentánea de webs amigas con amplio PR o similares pueden ser los responsables.

google penguin en SEO

Google Penguin puede acabar comiéndose nuestros resultados y hacernos desaparecer.

 

Cuándo hay que preocuparse

Si en el caso anterior nos recuperamos al día siguiente, aunque andemos bailando arriba y abajo la preocupación no debiera ser seria. Sí lo debe ser cuando la web, tras una semana, ha sido desplazada, borrada del mapa o signicativamente aparcada.

En este momento habría que pensar dos cosas: en primer lugar rehacer la estructura de links, ver si hemos abusado de la palabra clave, si carecemos de enlaces nofollow, si no tenemos una gran amplitud de anchor texts o si el 80% de nuestros enlaces se dirigen a una landing page interior en lugar de repartirse con ciertos criterios.

Si esto sucede tenemos dos buenas opciones. La primera de ellas es hacer una nueva página e intentar posicionarla en el menor tiempo posible.

La segunda opción pasa por rehacer la estructura interna y externa, modificando aquellos aspectos que estén en nuestra mano, como incrementar los enlaces nofollow o la diversidad de orígenes de los enlaces, y esperar ser bendecidos con la bondad de los enanitos de google.

Sea cual fuere la conclusión, se debe actuar y rápido. las esperas, en este caso y en otros muchos, no arreglarán el problema.

 

Share

Author: Abel Pardo Fernández

Consultor Internacional de Marketing Online, Abel Pardo es especialista en SEO y colaborador de varias revistas digitales sobre posicionamiento web. Abel Pardo en Google+

Share This Post On