Al realizar SEO, muchas personas cometen uno de los errores más importantes que se pueden producir: insistir una y otra vez en el mismo anchor text o texto de anclaje para una web y una palabra clave.

Con ello, no solo no se avanzan posiciones en Google, sino que en líneas generales sucede todo lo contrario: google penguin acaba perjudicándonos y provocando penalizaciones.

Una estrategia de cualquier agencia SEO ha de tener en cuenta que un paso vital es evitar que google nos condene al ostracismo. No siempre se puede evitar, pero con unos simples consejos podemos minorizar sus efectos.

Soluciones con el anchor text

La solución es bastante fácil. En primer lugar es importante utilizar la URL de la página principal y el nombre de la empresa o dominio como una fuente sustancial de enlaces.

De no ser así, Google se va a enfadar y en líneas generales nuestras palabras clave más utilizadas se van a ver resentidas, y con ello nuestras posiciones en los resultados de Google.

En segundo lugar es importante tener la palabra clave dividida. Si nos proponemos posicionar para SEO por resultados, podemos utilizar como diversidad SEO para empresas, resultados en SEO o SEO profesional. Ello dará una apariencia diferente a los enlaces y google lo suele apreciar.

Factores que no se suelen tener en cuenta en SEO

Como tercera pata del banco, y la gen olvidada de la creación de enlaces o link building situamos otro tipo de enlaces cuyo texto de anclaje no se parece en nada ni a nuestra web ni a nuestras palabras clave.

Siguiendo el ejemplo de SEO por resultados podemos apuntar opciones como posicionamiento web, posicionamiento online, agencia de posicionamiento web o similares. Unido a ello, tenemos las opciones del tipo generalista como ver más, haga clic aquí o siguiente.

Con este tipo de variaciones lograremos además una mayor cola de búsqueda, posicionar para más palabras y por encima de todo, evitar que el algoritmo automático nos sitúe fuera de las mejores posiciones.